Los Pecados de

Inés de Hinojosa 

En 1988 la programadora de televisión RTI de Colombia, hizo una invitación a varios joyeros, para que presentaran sus propuestas sobre las joyas que deberían usarse en esta serie ambientada en el siglo XVI.

Deberían ser joyas originales como si hubieran sido hechas en la época.

Hice la propuesta de diseño, después de una profunda investigación, que se basó en pinturas de ese momento.

Se detectó que el estilo de las joyas usadas en América, tenían un atraso entre cinco y diez años, con las que se usaban en Europa.

Las piedras también marcaban una diferencia, debido a que nuevos colores aparecían en el nuevo continente.

La propuesta fue seleccionada entre varias, a pesar de que era la más costosa.

Todo el equipo de nuestro taller y varios alumnos de nuestra escuela "Aurum Diseñadores" se sumaron calando bronce.

Con la ayuda de una computadora Macintosh 512 y un software de dibujo, que venía incluido con el equipo, se diseñaron los módulos de las cadenas de los hombres. Se imprimían en una impresora de punto y pasaban a ser calados en bronce latón.

Las piedras se hicieron con vidrios tallados y coloreados por debajo, con pinturas para vidrio. El resultado fue perfecto.

Un baño de oro de 24k  semimate completaba el terminado.

Las jornadas de trabajo fueron muy largas. Un taller de joyería completo se trasladó al pueblo Barichara, donde se filmó, para solucionar imprevistos o hacer joyas que no estaban en la lista inicial. 

La serie recibió muchos premios internacionales y nacionales, entre otros por su gran ambientación y vestuario.

Hasta la fecha, en la TV Colombiana no se ha repetido una experiencia similar.